Categories: Educación, Padres

by Diana

Share

Categories: Educación, PadresBy Published On: octubre 14th, 2023

Compartir

Una apuesta por la Educación Integral- Educaih

Aprendizaje-Servicio.

Una apuesta por la educación integral

Rescatamos fragmentos de la semana pasada en la que hablamos de;

Una apuesta por la Educación Integral;

Para dirigirnos a este horizonte compartido nos podríamos inspirar en algunas palabras y pensamientos de bell Hooks, feminista interseccional, profesora universitaria, escritora y activista de la educación que reflexionó mucho sobre cómo poner patas arriba lo establecido.

En su libro, Aprender a transgredir, tomas conciencia, que la educación, es la vida misma y está muy interrelacionada con todos sus menesteres. Habla de feminismo, de racismo y de la influencia que tiene en el aula, de un aula universitaria, pero que se puede perfectamente extrapolar a una de secundaria, de primaria. Unos/as docentes que habitan en distintos entornos pero que creo se enfrentan a los mismos dilemas. La inclusión, diversidad, las desigualdades…. No ver la educación como algo desconectado de la realidad, de las personas, ni por supuesto como instrucción únicamente.

DAR VOZ A NUESTRO ALUMNADO

Otra idea interesante que destaco de este libro, es que los niños/as son los mejores teorizando, se saltan las normas preestablecidas llenas de prejuicios sociales o discriminaciones absurdas. Imaginan mundos sin éstas, donde todos/as puedan ser más libres. Con esto, bells, reflexiona sobre la importancia de DAR VOZ A NUESTRO ALUMNADO, dejarles expresarse y que sean ellos/as con sus dilemas por resolver, los que los resuelvan enfrentándolos a otros. Gracias a estos niños, que se hacen mayores sin olvidarse de quiénes fueron, qué pensaron y cómo resolvieron, se han ido logrando derechos y grandes transformaciones.

Una apuesta por la Educación Integral- Educaih

Continuando con ESE IMAGINAR MUNDOS y ESPACIOS DISTINTOS, Josep M. Puig, otro referente que últimamente he tenido “cerca” y que seguramente fue uno de estos niños, en su último libro Pedagogía de la acción común, define el horizonte hacia el que caminar, si lo que buscamos es más igualdad y justicia social. Un sociedad educada que construya una cultura de lo común, que resuelven problemas en comunidad, frente a la neoliberalista que intenta que los resuelvas de forma individual y además ocupa todo el espacio y es hegemónica.

¿Cualquier tipo de educación nos vale?

Teniendo estas bases de pensamiento y horizonte que perseguir, es necesario preguntarse, ¿cualquier tipo de educación nos vale?. Como reflexiona lucidamente, Roser Batlle pedagoga referente en la metodología de Aprendizaje-servicio, deberíamos caminar hacia una educación que pretenda talento y compromiso social.  “EL TALENTO sin un fin, sin ponerlo al servicio de los demás para hacer el bien, no nos sirve de mucho”. Es centrar solo la escuela a unas materias instrumentales que sirvan para unos pocos, para un mercado  que pone en el centro  el crecimiento económico.

El TALENTO debe ir unido al COMPROMISO SOCIAL, dirigido a  la fraternidad, a la igualdad, al altruismo. Que sea una brújula hacia el horizonte común.”

Esto que parecería algo lógico que pasase en la escuela, darle un sentido humanista y social a la educación, que fuera integral y que se centrara en el ser y estar con los demás y en el medio natural, no ha estado en el centro, ni ha sido prioridad desde sus inicios.

Es desde hace unos años, cuando desde la UNESCO se esta promoviendo e impulsando que los países desarrollen currículos acordes los Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS), poniendo en el centro la necesidad de formar ciudadanos comprometidos, con sentido de lo común, que sean conscientes que somos seres interdependientes y que compartimos “casa”. De esta manera tendremos un mundo con menos desigualdades y más sostenible.

Y desde aquí, se deben situar los docentes que comparten esta forma de ver la educación y el mundo,  formando e impulsando  con fuerza, con ganas, sobre todo con convicción de lo que hacen, de la necesidad de cambiar y transformar a través de su profesión, de una EDUCACIÓN en mayúsculas, una educación integral, que mira con cuidado y cuidados a todos/as, que no se deja a nadie y que da la libertad de elegir críticamente al individuo/a su camino. Un camino que aporte y que quiera construir con los demás, en aras de la justicia social y  por tanto de la felicidad compartida.

APS SIRVE DE HERRAMIENTA TRANSFORMADORA

El APS SIRVE DE HERRAMIENTA TRANSFORMADORA: muchos maestros/as profesores/as se han dejado “contaminar” por este virus transformador que cambia el paradigma de una escuela centrada en si misma, por otra abierta, que mira y actúa fuera.

Muchas veces decimos que el Aprendizaje-servicio, es más que un método (que lo es) es una filosofía educativa, una forma de entender la educación.  Te debe posicionar. La educación no es neutra. Tu propio intento de neutralidad ya te posiciona y debe caminar hacia un mundo mejor.

Todo acto educativo es un acto políticoPaulo Freire.

Podríamos definir de forma sencilla el aprendizaje-servicio como; aprender haciendo un servicio a la comunidad, aprender ayudando a los demás; mejorar el entorno cercano aprendiendo. Como hemos dicho anteriormente, esta metodología une éxito académico con compromiso social. 

Tres principios básicos del ApS:

  1. Una ciudadanía que fomenta la participación activa y la contribución a la mejora de la calidad de vida de la sociedad,
  2. Un aprendizaje, con miras a la responsabilidad social, la exploración, la acción y la reflexión.
  3. Por último, una educación en valores: basada en la vivencia, la experiencia y la construcción de hábitos.

El aprendizaje Servicio pone en juego todos aquellos valores pro sociales y de cuidado que queremos trasmitir. A través de la practica de ayuda a los demás, experimentamos y nos concienciamos de la necesidad de actuar de forma correcta pudiendo revertir situaciones de injusticia y discriminación. Horizontes como los ODS, por ejemplo, son caminos a recorrer y perseguir, generando en el alumnado una manera de estar en el mundo participativa y transformadora.

Si la ciudadanía es la que tiene que cambiar, el lugar donde se educa lo debe de hacer también, es una medida fundamental, igual que se estudian los ecosistemas, álgebra, la distintas producciones literarias… será imprescindible saber qué necesitamos los seres humanos para vivir en el planeta de una forma sostenible y justa, cuan de importante es cada individuo, que posee un papel fundamental para caminar hacia un horizonte prospero donde estén garantizados los DD.HH y la justicia social. Experimentar esta manera de comportarse de comprometerse es de las formas más significativa de conseguirlo.

“Para finalizar, poco que añadir, para mi, una educación con estos principios, es motor de motivación, de aumentar las ganas de mejorar mi práctica docente y además me hace mejorar mi estilo de vida, mi manera de mirar el mundo e interactuar en él .”

Sergio Ferrandis Tébar. Maestro Ed. primaria. Grupo Territorial de Aprendizaje-servicio de la Comunitat Valenciana.

PERMAMECER AL DIA

Recibe en tu email las últimas noticias y artículos del blog.